martes, 19 de febrero de 2008

Reinicios infinitos

. martes, 19 de febrero de 2008

Eso es lo que están viviendo los usuarios de Windows Vista a los que se les ha ocurrido fiarse (una vez más) de las actualizaciones automáticas de este grandioso Sistema Operativo.
Resulta que antes de poder instalar el Service Pack 1 (próximo a salir), la industria de Redmond ha puesto 2 actualizaciones necesarias para la instalación. Según el sistema de actualizaciones, estas fueron catalogadas como "importantes", con lo que el servicio de actualización las instala automáticamente (para los que lo tengan configurado así).
Cuál sería su sorpresa cuando, justo antes de terminar la instalación, el ordenador se reinicia. Y cuando arranca, vuelve a reiniciarse, y otra vez, y otra, y otra, y.... vamos, que no para.
Desde Microsoft han dicho que son conscientes del problema y que sacarán próximamente un parche para solucionarlo, aunque no han dicho cuándo lo tendrán. Así que de momento, la única solución posible es restaurar desde el último punto en el que funcionase el ordenador. Ahora, que como no se pueda, toca reinstalarlo.
Menuda gracia para los usuarios de Vista...

Visto en: abadiadigital

2 comentarios:

guardameta dijo...

Pues sí...windows es una auténtica patata, pero los mac son demasiado caros para mi gusto y en linux no sé ni por donde me pega el aire.

Lo mejor es esperar a que las versiones nuevas de windows sean estables y ya está...el XP todavía aguanta lo suyo jejeje

Eldemo dijo...

Linux no es tan difícil de usar, el que se queja es porque quiere, o es que naciste con el manual del windows bajo el brazo?
Lo del Mac es otra cosa muy distinta, puesto su problema, ya no es tanto el precio, sino su falta de compatibilidad. A mi no me importaría desembolsar un extra más para tener un Mac pero a costa de qué? de no poder usar muchos programas porque a las empresas no les da la gana de hacerlos compatibles más que con Windows.
Vista es un mal producto, y como parece que hay miedo a cambiar, nos lo tragamos. Salió mal, dicen que lo van a arreglar y, de momento, lo dejan peor.

Publicar un comentario